EL APRENDIZAJE EMOCIONAL LLEGA A LA FP

 

 

 14 de marzo de 2014

 El Instituto público Zaraobe de Amurrio, de la red IKASLAN,  desarrolla un novedoso proyecto apostando por el APRENDIZAJE EMOCIONAL. Los alumnos mejoran su rendimiento académico y motivación, despiertan su espíritu empresarial y ejercitan el liderazgo y el trabajo cooperativo

IES ZARAOBE

HERRAMIENTAS APLICADAS EN EL AULA

 

· Los resultados de esta iniciativa, que comenzó el curso pasado, y que sitúa a la persona como paradigma, están sido muy positivos.

 

· El equipo de profesores se ha formado en un sistema de gestión de aula para posibilitar el desarrollo de competencias socio-emocionales de los alumnos.

El instituto Zaraobe ha decidido asumir una responsabilidad académica diferente a la tradicional en la formación profesional y construir un proyecto novedoso que incluya no sólo la adquisición de conocimientos y técnicas adecuadas para ejercer la actividad laboral, sino también una formación integral en la que los alumnos logren un mayor desarrollo emocional, social y ético, logrando que trabajen sobre lo que llaman “habilidades para la vida” consiguiendo que estén también mejor preparados para el acceso al mundo laboral.

Esta educación de emociones y comportamientos,  complementa y optimiza la formación instructiva que reciben estos alumnos de forma transversal en todas las materias.  No obstante,  también se han desarrollado iniciativas como sesiones de yoga o talleres de risoterapia, donde se establecen dinámicas ricas en colaboración y sociabilización, se abren puertas a la relajación o a la conexión y la escucha de las propias emociones.   

El aprendizaje emocional comenzó aplicarse el curso pasado después de que la coordinadora de estudios participara en una experiencia formativa en Chipre. Desde entonces, ya han constatado una mejora continua en las relaciones entre los agentes educativos, en los resultados académicos, en la comunicación, así como en la prevención y resolución de los conflictos, además, de una mayor satisfacción personal y colectiva.

Sintonía: Se realiza a primeras horas del día para disponer la mente a la atención y el aprendizaje. Cada persona sintoniza consigo misma y con los demás preparándose para la actividad.

 

Pautas de convivencia: Cada alumno reflexiona sobre los comportamientos y actitudes propios que le hacen sentir bien y lo comparte con otros alumnos, estableciendo así las normas para la autogestión del aula, que se basarán en el compromiso personal y social.

 

Cariñogramas: Un espacio para recibir muestras de cariño. Consiste en valorar positivamente la actitud o el comportamiento de otro compañero o pedirle disculpas de manera personal. La nota puede ser escrita tanto por los alumnos como por los educadores.

 

Reciclaje de actitudes negativas: Ante un conflicto el alumno/a realiza un análisis de su comportamiento en el mismo o de su responsabilidad y sobre los sentimientos que le provoca.  Elabora las actividades necesarias para su reciclaje  y posterior positivización a través de un compromiso personal.  

 

Panel de sentimientos: El alumno/a indica al llegar y al salir del centro cómo se encuentra colocando su nombre en el sentimiento o emoción que corresponda.  La finalidad es el autoconocimiento emocional y su influencia en la convivencia y el día a día.

El IES ZARAOBE cuenta más de 600 alumnos, de los cuales 160 cursan algún ciclo de formación profesional, bien de grado medio, como atención a la dependencia, mantenimiento electromecánico o mecanizado;  o de grado medio, como mecatrónica industrial.

La oferta del centro se complementa con cursos de formación continua, de formación para la obtención de los certificados de profesionalidad y otros programas destinados a trabajadores en activo o desempleados, lo que supone un considerable número de alumnos que se suman a los registrados en la formación reglada.